Concursal

Decisiones del socio único con facultades suspendidas

13/07/22

El presente artículo tiene por objeto la elaboración de un comentario a la Resolución núm. 9000/2022 de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, de 13 mayo.

1. Antecedentes de hecho

 

La sociedad Telecomunicaciones Erick Melgarejo, S.L. se encuentra inmersa en un procedimiento concursal ante el Juzgado de lo Mercantil núm. º 2 de Cádiz. Dicho órgano judicial dictó Auto el día 26 de julio de 2021 mediante el cual se suspendían las facultades de administración y disposición sobre el patrimonio del socio único de la concursada.

Posteriormente, el día 14 de diciembre de 2021 se elevaron a públicos determinados acuerdos adoptados por el referido socio único relativos a la disolución de la compañía, destitución del propio compareciente como administrador único y subsiguiente nombramiento del mismo como liquidador único. Sin embargo, y ya en sede de Registro Mercantil, se negó la inscripción en el mismo por entenderse que el socio único carecía de facultades para tomar las decisiones mencionadas, y que esto era competencia exclusiva de la administración concursal.

El socio único entiende que dicha denegación carece de fundamento, por lo que interpone el pertinente recurso ante la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, alegando que las decisiones adoptadas tenían índole política y se basaban en el cumplimiento del deber legal de acordar la disolución de la compañía, ya que el patrimonio neto de la sociedad se situaba por debajo del 50% del capital social. Así, según el entender del recurrente, no se había realizado ninguna operación directa sobre las participaciones sociales de la mercantil, y su decisión no podía integrarse dentro de la suspensión de facultades al no incidir sobre los bienes y derechos de la masa activa del concurso.

Con fecha 13 de mayo de 2022, la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública desestima el recurso del socio único de Telecomunicaciones Erick Melgarejo, S.L. frente a la negativa de inscripción.

 

2. Objeto de la resolución

 

La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública dilucida si la toma de decisiones en materia de disolución, destitución del administrador único y nombramiento de liquidador por el socio único son decisiones que no contravienen la suspensión de las facultades consecuencia del procedimiento concursal, o si, por el contrario, el socio único carece de competencia para adoptar las referidas actuaciones como consecuencia de la suspensión de sus facultades.

 

3. Pronunciamiento de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública

 

La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública entiende que las referidas decisiones se adoptan como consecuencia de la titularidad de las participaciones sociales como activos integrados en la masa activa del concurso, y que, por tanto, su ejercicio se encuentra suspendido para el concursado y atribuido a la administración.

Es decir, la suspensión de las facultades se limitará a los bienes y derechos integrados o que se integren en la masa activa (107 TRLC), y la Dirección General entiende que las facultades del socio único para tomar estas decisiones derivan de su porcentaje (100%) de participaciones sociales, y que estas son bienes que se integran en la masa activa del concurso.

En conclusión, y tras esta argumentación expuesta, la Dirección General entiende que no es competente el socio único para la adopción de decisiones relativas a la disolución de la empresa, por entender que las mismas han derivado de su porcentaje de participaciones sociales y que, en extensión, ellas se incardinan dentro de las limitaciones que contempla nuestra normativa concursal para la suspensión de facultades.

 

4. Conclusiones

 

Las conclusiones de la resolución comentada son las siguientes:

  • La suspensión de facultades como consecuencia de un procedimiento concursal se refiere, según se desprende de la normativa aplicable, a los bienes y derechos que se integran en la masa activa de la concursada.
  • Las decisiones que toma el socio único como consecuencia de su titularidad en el 100% de las participaciones sociales de la concursada se integran dentro de la limitación relativa a la suspensión de las facultades, pues dichas decisiones solo son posibles dada su condición de socio único, la cual deriva de la titularidad exclusiva de todas las participaciones sociales. Por tanto, la Dirección General entiende que las participaciones sociales se integran, indirectamente, como bien de la masa activa, extendiéndose en consecuencia la suspensión