Concursal

Retroactividad impropia de la retribución de la Administración Concursal

07/04/22

El presente artículo tiene por objeto la elaboración de un comentario Sentencia núm. 639/2021 de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, de 28 de septiembre.

  1. Antecedentes de hecho

La empresa González Peraleda, S.A., concursada, abre fase de liquidación a través de Auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm. 1 y de lo Mercantil de Cáceres, en fecha de 3 de septiembre de 2014. Así, el plan de liquidación sería aprobado el día 13 de enero de 2015.

Interponiéndose la demanda de incidente concursal por la TGSS el día 29 de noviembre de 2017, en que se solicitaba que se declarara que la administración concursal no tuviese derecho a retribución alguna a partir de que, habiendo ya entrado en vigor la disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015, habían ya transcurrido doce meses desde la apertura de la liquidación, y solicitándose en consecuencia que se condenara a la administración concursal a devolver todas las cantidades indebidamente percibidas a la masa activa del concurso a partir de septiembre de 2016.

Tanto el Juzgado como la Audiencia, en sede de apelación, entendieron que la aplicación de la norma se lleva a cabo a los concursos declarados con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley 25/2015, y que la aplicación retroactiva de la norma no debía obedecer a restricciones de derechos adquiridos con anterioridad a la entrada en vigor del precitado texto legal.

  1. Objeto de la resolución

El Tribunal Supremo dilucida, en sede de casación, si la limitación temporal para cobrar en período de liquidación la retribución que correspondía a la administración concursal es aplicable o no para los concursos declarados con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 25/2015. Es decir, se pronuncia sobre la retroactividad de la disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015.

  1. Pronunciamiento del Tribunal Supremo

A pesar de que el artículo 2.3 CC disponga que las normas no tendrán carácter retroactivo salvo que se disponga en ellas lo contrario, el Tribunal Supremo, acorde con la jurisprudencia emanada de nuestro Tribunal Constitucional, ha entendido pacíficamente que esta situación de retribución del administrador concursal es lo que se conoce como retroactividad impropia.

Así, entiende que la disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015 no puede subsumirse en la prohibición de retroactividad, es decir, cuando se trate de disposiciones sancionadoras no favorables o en la medida que restrinja derechos individuales, entendiéndose estos como derechos fundamentales.

En consecuencia, el Tribunal Supremo entiende que la posibilidad de que el administrador concursal percibiese una retribución durante el período de liquidación se haya visto suprimida por la disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015 no restringe, per se, derechos fundamentales, y que la reforma solo trunca una expectativa de cobro, que en ningún momento puede catalogarse como derecho individual.

Por último, también advierte que, con la entrada en vigor del Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal, la controvertida disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015 no ha perdido su vigencia y continúa siendo plenamente aplicable. Ello se debe que la propia disposición transitoria única del Texto Refundido le otorga la referida vigencia mientras no se apruebe el reglamento de desarrollo en materia concursal.

  1. Conclusiones

Las conclusiones de la sentencia comentada son las siguientes:

  • El derecho a percibir una retribución en fase de liquidación que correspondía al administrador concursal antes de la entrada en vigor de la reforma introducida por la Ley 25/2015 sí afecta a los concursos declarados con anterioridad a la entrada en vigor de esta disposición legal.
  • La pérdida del referido derecho no se subsume en el principio de irretroactividad de las normas, pues no se produce una restricción de derechos individuales, sino la frustración de una expectativa de cobro. Así, el Tribunal Supremo, siguiendo la doctrina del Tribunal Constitucional, entiende que dicha restricción opera, sobre todo, en el paradigma de derechos fundamentales.
  • La vigencia la disposición transitoria tercera se extenderá hasta que se apruebe el reglamento al que se refería la disposición transitoria segunda de la Ley 17/2014, de 30 de septiembre, por la que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial, relativa al régimen de la administración concursal.